San José: padre amado y padre en la ternura

Por: Comunidad Eclesial de Corinto


San José es padre de amor, por cumplir con su misión de servicio al asumir la autoridad de la Sagrada Familia y por hacerse padre adoptivo de Jesús, puesto que “toda su vida es una vocación humana de amor doméstico” (PC. 8) Por ello es padre que ama, como lo revela la historia de la salvación, pero también padre amado por la humanidad cristiana, debido a que en este año dedicado a san José, se convierte en un padre modelo de amor; pues trasmite a todos los hombres la gracia y el compromiso que implica ser padre, él vela por donar lo mejor de sí a la familia y brindar lo necesario como signo de amor.  

La ternura de José no solo acoge a la Familia de Nazaret, sino que ésta se extiende al prójimo, haciendo que cada persona encuentre en el sacramento de la reconciliación la misericordia de Dios que es pura ternura. En la actualidad es más fácil obrar con soberbia o prepotencia que con amor y ternura, sin embargo, Dios a través de su instrumento José, ha demostrado que la ternura penetra hasta lo más recóndito del ser, y que no hay barrera que pueda oponerse ante ella, que, ante la fragilidad y la debilidad humana, Dios con su amor y ternura puede actuar para hacer grandes cosas y como en el caso de José, logró ser modelo y guía como padre de la sagrada familia y patrono de la humanidad en la obediencia.

La múltiple enseñanza de José, desde la santificación del trabajo, la disponibilidad para con Dios, la valentía de la respuesta cotidiana a la Voluntad de Dios, es enriquecida con la mirada tierna y amada de San José, que nos sique acompañando con el mismo amor con el que acompañó a Jesús en sus primeros pasos y que le han merecido un lugar privilegiado entre los bienaventurados del Pueblo Santo de Dios.



Contáctenos


Dirección
Carrera 25 No. 3-02.
Barrio Julio Caro.  
Zipaquirá, Cundinamarca, CO

Celular
3228499838

Teléfono Fijo
(091) 852 2680

Correo Electrónico
semayorzipa@gmail.com